thailand, bangkok, temple

Aida Hwedo

Levanté mi vista y en el cielo una sola imagen que lo abarcaba todo. El dragón  estaba anudado y se movía suavemente entrelazado con un viento invisible. Su majestad era inmesa, infinita, divina. Pude acercarme a contemplar su cuerpo escamado: era como una joya iridiscente, cada escama una perla blanca de nácar cósmico. Por cada escama un arcoiris.  A su lado apareció  un enorme agujero empezó a girar, sus contornos parecían olas, y su centro era la puerta hacia otra dimensión. Este ser me miró con sus enormes ojos verdes, y se comunicó conmigo: “hemos venido a poner orden”.

 

thailand, bangkok, temple

” La historia aborigen comienza en el lejano Tiempo de los Sueños cuando no había animales, pájaros, árboles, bosques, colinas o montañas. La Gran Serpiente Arcoiris se agitó y partió para buscar a su propia tribu. Durante su camino dejó grandes huellas en el paisaje, cañones, arroyos, montañas, ríos y colinas creando y destruyendo el entorno.Cuando se cansó de dar forma a la Tierra, arrastró su enorme cuerpo por un agujero de agua y se hundió en lo más profundo. Hoy sigue desaparecida, pero su espíritu todavía brilla tras la lluvia, en forma de arco iris. Las líneas de música o sueños dejados por la Serpiente Arco iris y otros seres de la creación todavía están marcados por alineamientos de elementos naturales, algunos visibles y otros no. Cruzan el continente australiano, y cada una tiene su propia narrativa y referencia musical.”

 

 

  • Geomancia- dragones, Feng shui, lineas ley, radiestesia y misterios de la tierra- editorial:Librero -2016-
Total Page Visits: 675 - Today Page Visits: 9

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *